#WCnoespapelera

En Europa, la asociación que agrupa a las empresas de abastecimiento y saneamiento de 27 países, sostiene que las toallitas generan un gasto de entre 500 y 1000 millones de euros cada año, “incluyendo la eliminación de estos residuos”.

Este tipo de noticias aparecen de vez en cuando sin que les prestemos demasiada atención, desde la concejalía de medio ambiente queremos pedir a los vecinos unos minutos de reflexión al respecto. Como todos sabemos en los últimos años se ha generalizado el uso de toallitas húmedas en nuestros aseos, y no es menos cierto que algunas marcas las definen como biodegradables, esta información no es del todo cierta, ya que se necesitan años para que estos tejidos se deshagan, mientras que el recorrido por los desagües de la red es de pocas horas.

Todo esto genera confusión en los usuarios, y origina que los atascos en las tuberías de aguas residuales, sean en ocasiones monumentales.

“El coste de los daños producido por las toallitas en una depuradora que trate cien millones de metros cúbicos al año, ronda los doscientos mil euros, afirma la Asociación Española de Abastecimiento de Agua y Saneamiento.

Con todo esto queremos recordaros que nuestro inodoro no es una papelera, y que toallitas, compresas, tampones, bastoncitos, preservativos, gasas, colillas, hilo dental, discos desmaquillantes, etc. han de tirarse al cubo de la basura.

Además del coste económico, el daño ambiental que estas prácticas producen en nuestro entorno es incalculable.

Concejalía de medio ambiente